Saint Seiya Mythology Yaoi Universe

Foro dedicado al juego de Rol de SS yaoi
 
ÍndicePortalBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un par de felinos (Dohko, Aioria)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Polaris

avatar

Edad : 23
Localización : El quinto templo del zodiaco
Puntos : 368
Fecha de inscripción : 11/12/2009

MensajeTema: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Sáb Mar 07, 2015 9:18 am


]Un par de felinos
~Dohko, Aioria~


Volver arriba Ir abajo
Polaris

avatar

Edad : 23
Localización : El quinto templo del zodiaco
Puntos : 368
Fecha de inscripción : 11/12/2009

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Sáb Mar 07, 2015 9:32 am

Aquella tarde la había pasado con Aioros y Shura en una de esas reuniones sociales que al arquero tanto le gustaban; y, como en cada encuentro, descubierto que su hermano tenía un sentido del humor muy bien escondido.

Esa noche bajó de Sagitario en dirección a su templo, sonriendo y riéndose solo cuando recordaba alguna broma empleada por su consaguineo. Todavía no se acostumbraba a esa faceta suya, pero le gustaba. Recordaba al Aioros rigido y serio en sus años como niño y aprendiz, pero no podía ver en aquellos recuerdos una sonrisa ni un humor de aquél calibre en el rostro de su hermano... Simplemente era un asombroso descubrimiento.

Llegando a la entrada de libra justo para descender hacia Escorpio, una brisa fría le caló el cuerpo y le obligó no sólo a detener sus pasos si no a adentrarse de nuevo bajo la sombra del templo mientras buscaba darse calor con las palmas en los brazos. Notó que solamente traía puesta la playera y que entre las risas había olvidado su chamarra en el sillón.

Menuda suerte y menudo gato distraído. Si había algo que Aioria no toleraba era el frío o las cosas demasiado calientes...
Volver arriba Ir abajo
HuMingzhi99
Dohko de Libra
Dohko de Libra
avatar

Puntos : 38
Fecha de inscripción : 05/03/2015

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Mar Mar 10, 2015 12:32 am

Eran momentos de tranquilidad, momentos en los cuales me gustaba salir a caminar en los alrededores del santuario , viendo como los futuros santos se entrenaban arduamente, como derramaban lágrimas y sangre por una mala ejecución en su ataque o por los duros castigos de sus mentores; incluso me toco ver como un grupo de chiquillos se escabulleron ágilmente de su mentor para ir a saborear los dulces que consiguieron de contrabando. Espero que disfruten lentamente exquisitas golosinas para cuando les duelan los molares recuerden únicamente ese agradable sabor que sus pupilas gustativas gozaron

Cada escena que veía me llevaba a tener recuerdos de cuando entrene a mis pupilos y de incluso cuando yo era un mozalbete inexperto y me quería comer el mundo de un solo bocado. Recuerdos y recuerdos era lo que en mi mente aparecía mezclado con esa nostalgia que, aun me incomodaba y hacía sentir ese cierto pesar en mi persona. Había ausencias de personas queridas que a pesar del tiempo aun me eran bastante dolorosas

Los pasos de mis pies fueron lentos y pausados, asi que no me extraño en ningún momento ver que la noche habia caído completamente cuando estaba de camino al templo de Aries para hacer todo mi recorrido hasta llegar al octavo templo, somo yo le llamaba "mi hogar abandonado"


-Esta bien que seas joven pero eso no te hace inmune a un resfriado

El comentario surgio de inmediato cuando vi en la entrada de mi templo al santo de la quinta casa . Mis labios se curvearon en un gesto bonachon y con un toque jovial cuando veia al castaño temblar de frio recordandome un poco a esos cuadros de tofu que una vez llegue a comer en mis viajes errantes a Japón

-Entra, no tendre licor pero si te puedo ofrecer té muy caliente
Volver arriba Ir abajo
Polaris

avatar

Edad : 23
Localización : El quinto templo del zodiaco
Puntos : 368
Fecha de inscripción : 11/12/2009

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Mar Mar 10, 2015 8:42 am

Aioria viró hacia atrás, justo por el camino que había seguido desde Escorpio hasta la entrada del séptimo recinto, y se vio perdido entre la desición de volver sobre sus pasos o ir en pos a Leo; sin embargo, la voz del sabio protector de Libra lo hizo mirar hacia el frente, por el camino a Shaka y su budismo.

—¡Maestro Dohko!— Exclamó sorprendido, pues no esperaba verle en el Santuario; de hecho, se rumoraba que había vuelto a habitar entre ellos como en los tiempos de la antigüa Athena, pero hasta ahora no había tenido la oportunidad de verle directamente o de hablar de frente; le había visto en un par de reuniones con sorpresa al descubrir aunque él tuviera doscientos cuarenta y pico años de experiencia, su apariencia era jovial y dos años menor a la propia.

Sonrió al escuchar sus palabras, pues le cayeron en gracia: Dohko se veía tan serio como Shaka, pero no era tan formal como Camus; incluso Aioros se había relajado en sus modos un poco, pero él parecia un padre bonachón con todos.

Pensó que seria descortés no aceptar su gentileza, y además la curiosidad típica felina fue lo que le llevó a aceptar casi de inmediato el ofrecimiento.

—Se lo agradezco mucho maestro.— Sonrió un poco más y le siguió de cerca. —¿Podría ser un té no muy caliente? Le parecerá delicado mi paladar y temo decir que así es, porque no toleramos las cosas de ese modo. Milo suele decir que tengo lengua de gato... Aunque si prefiere para no abusar de su amabilidad con que me preste algo estaré bien.

Volver arriba Ir abajo
HuMingzhi99
Dohko de Libra
Dohko de Libra
avatar

Puntos : 38
Fecha de inscripción : 05/03/2015

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Miér Mar 18, 2015 2:21 am

-Claro muchacho, entra con confianza. A veces siento que ustedes exageran en las formalidades solo porque soy más anciano que ustedes

Mi comentario seguía entonándose despreocupado caminando unos pasos más adelante de mi joven invitado para guiarlo hacia la parte donde se encontraba la pequeña sala de estar, que descontrastaba un poco al lugar. La decoración que tenía esa zona de mi templo reflejaba de inmediato un ambiente oriental junto con los muebles. Esa larga y achaparrada mesa de madera junto con las dos sillas bajitas de tapizado discreto de dragones era lo más obvio que se podía ver de mi descendencia china, ah y falto mencionar el frasquito de porcelana que tenía albergados esos tres palillos de incienso que dejaba siempre encendidos para expandir ese agradable aroma a geranio

Enseguida que le extiendo la invitación a que tomara asiento me voy a la cocina para preparar el té con toda la atención requerida para evitar que se me sobrepasara el calor al líquido y evitar que el jovenzuelo se le adormeciera la lengua por el calor del té


-Si no es mucha intromisión ¿Qué hacías tan tarde vagando por aquí? Muchos de tus camaradas están ahí con sus parejas u otros ya se fueron de juerga al pueblo. De Shaka creería que prefiere en su templo pero de ti no, eres más hiperactivo

Las palabras resonaban un poco fuerte para que el pequeño león escuchara sin problemas. Pronto el sonido del ligero chocar de la cuchara a la jarra , que revolvía el polvo del té verde se acompañó al lugar

Me agrada que mi predicción de quedarme toda esta noche fumando y hundiéndome en mi nostalgia no se cumpliera
Volver arriba Ir abajo
Polaris

avatar

Edad : 23
Localización : El quinto templo del zodiaco
Puntos : 368
Fecha de inscripción : 11/12/2009

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Jue Mar 19, 2015 12:49 pm

Aioria disimuló las ganas de reírse tras su primera oración, apretando los labios y virando el rostro hacia un lado mientras aceptaba la invitación y se alejaban del frío nocturno, siguiendo al maestro de Libra muy de cerca.

Viró hacia atrás como si se despidiera de su templo, aunque no lamentaba alejarse de la soledad y resguardo de Leo, porque después de todo, no conocía a Dohko y tenía mucho interés en poder hacerlo ya que ambos eran compañeros -y que Aioria tenía un mar de preguntas que queria hacerle-.

El calzado resonó por el silencioso pasillo al dirigirse a la habitación, habitación que olía desde fuera a una mezcla entre jardín y montaña; sus fosas nasales se abrieron repetidas veces para cazar e identificar el aroma vagamente familiar, hasta reconocer donde lo había probado por primera vez: el templo de Virgo. Shaka tenía una extraña obseción por acompañarse siempre de inciesos, inclusive el baño no podía ser tomado sin uno de por medio.

Sonrió vagamente, pero cuando entró a la habitación sus labios se abrieron para formar con ellos la cuarta vocal en un gesto sorprendido. Avanzó despacio y no tuvo recato en observar y analizar cuidadosamente la sala de Libra. Por supuesto su amigo virginiano tenía una similar, aunque los decorados y acabados delataban facilmente la procedencia terraquea de uno y otro, marcando una diferencia obvia a los ojos de Aioria.

El lugar se sentía cálido y acojedor, y eso le hizo olvidar que había sentido frío. Divagó en la sala, negándose a tomar asiento sin su afitrión y tocando con las manos la madera, tela y bordados así como el jarrón de incieso en la busqueda de saber un poco mas.

-Si no es mucha intromisión ¿Qué hacías tan tarde vagando por aquí? Muchos de tus camaradas están ahí con sus parejas u otros ya se fueron de juerga al pueblo. De Shaka creería que prefiere en su templo pero de ti no, eres más hiperactivo

Debido a la impresión causada por su voz, el jarrón de inciesos trastabilló accidentalmente entre la torpeza de sus dedos, pero a Athena gracias que Aioria era de reflejos rápidos y logró salvarlo de una peligrosa caída.

Lo dejó donde estaba y se llevó las manos tras la espalda empleando una de esas máscaras de inocencia como si no acabara de pasar nada.

—Yo no tengo pareja, maestro, ni me interesa de momento.— Respondió con tal naturalidad como si hablaran del clima. —Aioros insistió en invitarme a cenar junto con Shura, y como no quise inportunarlos demasiado me retiré temprano; supongo que entre la charla y demás olvidé mi chamarra.— Tuvo un repentino pensamiento, y poniéndose muy serio murmuró: —Sólo espero que no la ensucien...—. Se cruzó de brazos e incluso pensó en emprender una misión rescate, pero ahora se encontraba con el sabio librano y eso seria realmente descortes.

Movió la cabeza de un lado a otro para retirarse esas ideas de la mente, sonriendo, también se aventuró a preguntar, esperando no parecer insolente.

—¿Qué tal usted, maestro, se fue de juerga con los muchachos? Escuché que Death Mask organizó una noche de copas o algo así...

Volver arriba Ir abajo
HuMingzhi99
Dohko de Libra
Dohko de Libra
avatar

Puntos : 38
Fecha de inscripción : 05/03/2015

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Vie Mar 27, 2015 2:45 am

Las palabras del joven santo de Leo causaban que Dohko curveara ampliamente sus labios , en un toque alegre y un poco nostálgico al ritmo en que su mano movia la cuchara que iba disolviendo el polvo y algunas hojillas en el agua que ponía a cocer para el té, comenzándose cada vez mas a notarse el intenso color verde en el liquido. Habia sido una sorpresa de que al joven guardián de la quinta casa no tuviera un interés de tener pareja , tal vez porque esa respuesta la esperaba de Shaka, Mu o Aldebaran o de Camus incluso pero no de él

Esa noche comenzaba a conocer un poco mas del despreocupado joven griego


-No muchacho, decline la invitación por el hecho de que la mayoría de ustedes a la tercera botella ya están de impúdicos y queriendo salir a echar carreras por el santuario. Hoy no tenía energía para estar cuidándolos

Fue una respuesta un poco exagerada pero también realista que Dohko respondió resonante y aun con ese acento bonachón, voz que pronto interrumpiría con el ruido de unos trastes que movía para sacar unos pequeños cuencos de madera y unos platos pequeños de porcelana y de un laborioso decorado, el cual iba a ser cubierto por los panes al vapor que el libriano sacaria de un canasto de bambu

-Tal vez sea la edad o tal vez de que ya no estoy en “onda” como ustedes mencionan pero muchas veces prefiero dar caminatas a solas o estar en mi templo fumando un poco de opio para relajarme. Ya sabes cosa de viejos

Terminando de acomodarlos panecillos con esmero en el plato los llevo de inmediato hacia la sala de estar , colocando ambos platos frente a su invitado para deleitarle la vista y despertarle cierto apetito. Si algo que le gustaba a Dohko era deleitar a sus invitados con sus panes

-Por favor toma todos los que gustes, aun tengo mas en la cocina


Para Polaris Smile:
 
Volver arriba Ir abajo
Polaris

avatar

Edad : 23
Localización : El quinto templo del zodiaco
Puntos : 368
Fecha de inscripción : 11/12/2009

MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   Jue Abr 02, 2015 3:53 pm

Para Dohko:
Spoiler:
 

Ya había cenado con Shura y Aioros, pero fue hasta que su nariz captó el delicioso olor de los panes que su estómago protestó como si llevara días sin probar bocado. Debido a aquél ruido involuntario, Aioria tuvo que colocar la mano en la boca del estómago y pedirle empleara un comportamiento mas apropiado frente al maestro.

Sonrió en forma de agradecimiento y observó lo que el librano había puesto sobre la mesa de madera, mientras él intentaba acomodarse junto a ella.

No quiso hacerse demasiada bolas entre una cultura y otra, así que esperó que Dohko tomara su lugar para hacerlo también; colocando las piernas y la espalda en la misma posición.

No pudo evitar sentirse atraído y embriagado por los olores que viajan hasta su nariz, y que provocaban exceso de saliva en su boca.

El té nunca era de su agrado en el templo de Shaka o de Mu; y de hecho, lo detestaba, pues no comprendía el gusto de agua hervida con hojas; pero la molestia que Dohko se había tomado, incluso, aquél recipiente de madera donde podría probarlo, lo tentaba demasiado. El color no ayudaba, pero de alguna forma lo beberia.

Aioria no era tan diestro en los idiomas como Camus, o Aioros, pero conocía algunos terminos occidentales como ese saludo que empleaban cordero y angel con las manos unidas, y que nunca se había atrevido a memorizar o emplear delante de alguien que no respetara.

Le restó un poco de importancia a la situación, y unió sus manos para verse apropiado mientras exclamaba:

—Itadakimasu!— Dijo, sin saber realmente si estaba bien emplearlo. Esperaba que fuese chino... aunque de pronto le entraba la duda si no era mas bien japonés... Si, creía haberlo escuchado de Seiya alguna vez.

Sonrió nervioso e intentó explicarse con Dohko.

—Quiero decir... Gracias por su amabilidad...— Intentó copiar la pose respetuosa de sus manos acompañada con la flexión de su cuello.

Estiró la mano para alcanzar uno de los panes que le había ofrecido, y que tenía un olor peculiar. Era como observar un melocoton pálido, y tocar un pedazo de algodón.

No resistió acercarlo a la nariz para llevar el delicioso olor hasta ella y permitirse aumentar las ganas de morderlo; cerró los ojos y dejó que sus dientes tomaran un pequeño trozo.

—¡Increible! Está delicioso...— Habló con la boca medio llena, cubriéndola apenas con la mano. — Muchas gracias maestro.

Tomó el cuenco entre sus manos, comparando la cerámica en las tazas de Mu y Shaka, con la madera lisa y caliente del recipiente. Lo moví entre ellas, con los ojos fijos en su color verde oscuro, decidiendo aplazar sólo un poco el trago.

—No quiero ser irrespetuoso, pero ¿usted realmente se siente un anciano? Es decir, ahora es mucho más joven que todos nosotros, y más atractivo que la mitad de los que habitan los doce templos. No tiene porque encerrarse aquí a fumar... ¿apio? Ni ser niñera del resto.— Mis ojos se levanton del contenido herbal hasta aquellos iris de verde profundo.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un par de felinos (Dohko, Aioria)   

Volver arriba Ir abajo
 
Un par de felinos (Dohko, Aioria)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Aioria de Leo
» dohko de libr
» Gifs de Aioria de Leo
» Gifs de Dohko de Libra
» Felinos nocturnos... [Libre]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya Mythology Yaoi Universe :: Papelera-
Cambiar a: